Bebés prematuros: cuidados especiales y rol de los padres

1

El bebé prematuro necesita atención médica especializada. El contacto con su familia y la participación de los padres en su cuidado diario son fundamentales para su recuperación.

El bebé prematuro es el que nace antes de la semana 37 de gestación. Al nacer antes de tiempo, sus órganos están inmaduros y necesitará ayuda para respirar y para alimentarse, por lo que deberá pasar días (o incluso meses) en la incubadora.

1) Desde que nace, el bebé necesita estar en contacto con su familia. Su presencia es tan importante como la asistencia médica. 
El bebé es capaz de sentir las caricias, el olor de su mamá y la voz de su papá y hermanos. Por eso es necesario que permanezca junto a ellos el mayor tiempo posible. El mejor equipo de médicos no está completo si la familia no participa. Aun si el bebé debe permanecer en la incubadora, la mamá puede permanecer junto a él y asistir a las enfermeras.

2) El bebé internado necesita atención y monitoreo. Es muy beneficioso, que los papás y las mamás participen activamente en esta tarea.
En los casos en que los médicos lo aconsejen, los padres pueden ayudar en las Unidades de Terapia Intensiva controlando la salud de sus hijos y aprendiendo  tareas como alimentar a su bebé por sonda nasogástrica. Esta práctica permite nutrir al bebé hasta que haya aprendido a succionar la leche de la mamá.

3) El bebé necesita alimentarse con leche materna.
La leche materna es el mejor alimento para todos los bebés, incluidos los nacidos prematuros. En el caso de los bebés que aún no han aprendido a succionar, el contacto con la mamá es muy importante para favorecer  que se prenda al pecho.

4) El recién nacido necesita controles oftalmológicos desde las primeras semanas de vida. Los padres pueden colaborar solicitando este control.
El control de la salud visual es necesario en todos los bebés recién nacidos, más aún en los prematuros, ya que el riesgo de desarrollar una enfermedad conocida como Retinopatía del Prematuro (ROP) es mayor.  El nacimiento antes de término frena el desarrollo normal de una de las capas fundamentales del ojo necesaria para la visión. Esto puede producir disminución de la vista e incluso ceguera.
Los exámenes oftalmológicos son esenciales para detectar y –si fuera necesario- tratar algún grado de ROP.

5) Una vez dado de alta, el bebé prematuro necesita seguimiento especial.
La mayoría de los niños nacidos prematuros logran una buena calidad de vida. Los programas de seguimiento ayudan a prevenir y atender problemas de salud relacionados con la prematurez. Además brindan orientación a las familias sobre la crianza, la nutrición, y los controles.

6) Es fundamental la participación de la familia en las decisiones sobre la salud del recién nacido prematuro.
La familia tiene derecho a saber todo lo que le está ocurriendo al recién nacido para poder participar en el cuidado y en las decisiones acerca de qué tratamientos son los más adecuados. Es esencial que la familia forme parte del equipo de salud ya que su rol es irremplazable, siendo excelentes prestadores de cuidados amorosos y de contención para el bebé.

7) Como padres, nuestro rol es fundamental cuando nos encontramos frente a un bebé que necesita cuidados especiales.
Hoy en día, y gracias a la ciencia, un bebé prematuro puede salir adelante y obtener la misma calidad de vida que un bebé a término. Debemos estar tranquilos y confiar en el equipo de profesionales que atienden a nuestro bebé, para poder transmitirle a él también  confianza y seguridad. Si bien es un nuevo desafío, y quizás un momento dificil y muchas veces angustiante, en el que se ponen en juego miedos, separaciones, ansiedades, y una mezcla de sentimientos, debemos respirar hondo y seguir adelante. Tener calma, acompañar a nuestro bebé y darle todo nuestro amor y contención.
Compartir.

1 comentario

  1. El desarrollo del habla y del comportamiento en general tambi n son reas importantes a evaluar durante las visitas de seguimiento. Algunos beb s prematuros requieren logopedia o fisioterapia cuando crecen. Los beb s que han tenido complicaciones en la UCIN es probable que necesiten cuidados adicionales de m dicos especialistas.

Dejar una Respuesta