Los 10 motivos más comunes por los cuales tu bebé llora

0

Los bebés lloran y nadie puede evitar que esto suceda, ya que es perfectamente normal; es su manera de comunicarse y de hacerse oír, de transmitir lo que les está pasando.

Los primeros días son muy difíciles, los padres se preguntan qué le estará pasando a su hijo y surgen las dudas. Lo que ocurre es que el bebé se está adaptando al contacto con el mundo exterior y no sabe explicarse. Por lo tanto, a los padres no les queda más remedio que observar y aprender a calmarle, a medida que van conociendo el significado de sus llantos. Se dice que luego de un tiempo las madres aprenden a decodificar el llanto de sus hijos. Saben si se trata de hambre, sueño o algún dolor.

El caso es que los bebés lloran por muchos y variados motivos. Las siguientes son las causas más comunes por las cuales se produce el llanto en los más pequeños:

  1. ¡QUIERO LECHE! Los bebés odian tener hambre. Ofrécele a tu hijo el pecho o una mamadera de leche.
  2. ¿QUÉ PASA CON ESTE PAÑAL? A veces no se trata de un cambio de pañal sucio por otro limpio, sino que el que lleva puesto tu bebé está muy apretado.
  3. ¡TE ESTOY HABLANDO, MAMI! A los bebés no les gusta sentirse ignorados, y hasta suelen aburrirse en estos casos. Dale un juguete nuevo, cántale una canción o simplemente hazle upa y llévalo de paseo por la casa.
  4. HAZ QUE ESTO PARE. Por otro lado, los infantes muchas veces se sienten sobreestimulados, se excitan y se pasan de nervios. Lleva a tu hijo a un rincón tranquilo y sereno, o acurrúcate con él para que se sienta en paz y seguro.
  5. ME DUELE LA PANZA. Los dolores estomacales son típicos de los primeros meses de vida. Para aliviar los gases, dedica algunos minutos luego de alimentar a tu bebé a hacerlo eructar el famoso “provechito”. Luego masajea suavemente su vientre o ponlo boca un rato, siempre bajo tu supervisación.
  6. TENGO SUEÑO. ¿No te pones fastidioso cuando tienes mucho sueño? Lo mismo le ocurre a los bebés.
  7. ¡ME PARECE QUE HACE MUCHO CALOR/FRÍO! Comprueba las manos, los pies, la frente y la nuca de tu bebé para ver si están calientes o fríos. Quita o añade ropa según sea necesario.
  8. ¡ALGO ME HACE PICAR! La etiqueta de una prenda o un enterito de ropa demasiado apretado pueden ser molestos. Revisa bien que no haya nada que le haga picar o sea irritante para la piel entre las ropas de tu niño.
  9. ¡ESTOS DIENTES ME ESTÁN MATANDO! La dentición es un proceso que molesta y hace sufrir bastante a los bebés, quienes pueden estar en este tiempo mucho más irritables que de costumbre. Usa un dedo limpio para masajearle las encías y ofrece un mordillo fresco. También puedes dejar varios chupetes en agua bien fría en la heladera e ir dándoselos para que se sienta aliviado.
  10. TE NECESITO, MAMÁ… Muchas veces lo único que tu hijo necesita es a ti, que lo abraces, lo beses, lo acaricies. Tenerte cerca, estar piel con piel y oler tu fragancia, ese olorcito a mamá que tan seguro y feliz lo hace sentir. No hay nada más lindo que esto, tanto para él como para ti, así que a disfrutarlo…

 

Compartir.

Dejar una Respuesta