El sexo y la anticoncepción después de dar a luz

0

No hay reglas acerca de cuándo comenzar a tener relaciones sexuales después de haber dado a luz. Es probable que te sientas dolorida y en especial cansada después de tener a tu bebé, por lo que no debes precipitarte. Tómate el tiempo que tu cuerpo y tu mente necesiten, tu pareja debería comprender y saber esperarte.

Si el sexo duele, no te reportará placer. Quizás como primera medida puedas utilizar un lubricante personal, disponible en farmacias, ya que los cambios hormonales después del parto pueden hacer que tu tracto vaginal se encuentre más seco de lo habitual.

Muchas mujeres se preocupan por los cambios en su cuerpo o por la posibilidad de volver a quedar embarazadas. A los hombres les inquieta la chance de herir a sus parejas. Todas estas son  preocupaciones normales y habituales, que se irán disipando de a poco. Por este motivo, no se apresuren ni se impacienten si transcurre algún tiempo antes de que vuelvan a tener relaciones sexuales. Hasta entonces, los dos pueden seguir siendo amorosos el uno con el otro y estar cerca de otras maneras. Lo importante es poder ser honesto y hablar al respecto, también pueden consultar con su asistente sanitario o médico de cabecera si necesitan más ayuda.


Consejos a la hora del sexo luego del parto

Si la penetración duele, dilo. Si pretendes que todo está bien cuando en realidad no lo está, el sexo puede convertirse para ti en una molestia o un momento incómodo, más que en un placer. Siempre pueden ser creativos y darse placer mutuamente de otras maneras.

Tómatelo con calma. Tal vez puedas explorar la zona con tus propios dedos primero para asegurarte de que el sexo no te hará daño. Es posible que desees utilizar algún lubricante personal, ya que los cambios hormonales después del parto pueden alterar tu lubricación normal.

Tómate un tiempo para relajarte junto a tu pareja. Ambos estarán más predispuestos a tener relaciones cuando sus mentes estén enfocadas hacia el otro, en lugar de hacia otras cosas. Este momento previo es importante y necesario.

Obtén ayuda si la necesitas. Si todavía estás experimentando dolor cuando tienes tus chequeos post-natales, habla con tu médico de cabecera.
Anticoncepción después de tener un bebé

Es importante que recuerdes que puedes quedar embarazada tan sólo tres semanas después del nacimiento de tu bebé, incluso si estás amamantando y tus períodos menstruales aún no hayan recomenzado.
A menos que quieras quedar embarazada de nuevo, debes utilizar algún tipo de anticonceptivo cada vez que tengas relaciones sexuales después de dar a luz, incluyendo la primera vez. Por lo general, tendrás oportunidad de hablar de la anticoncepción antes de salir del hospital después de nacido tu bebé, y de nuevo en tu chequeo post-natal. También puedes conversarlo con tu médico de cabecera o acudir a una clínica de planificación familiar.
Anticoncepción y lactancia

Son numerosos los métodos anticonceptivos compatibles con la lactancia materna: pueden listarse los métodos hormonales en los que se utiliza la progesterona en sus diferentes formas (inyección trimestral, pastillas, implantes subdérmicos), los métodos de barrera (preservativo, diafragma, dispositivo intrauterino o DIU), los métodos definitivos (ligadura de trompas y vasectomía) o los métodos naturales (como por ejemplo el llamado sintotérmico , que combina tres métodos: la temperatura basal, el método Billings y la autopalpación del cuello cervical.).

La lactancia en sí misma funciona como método natural de control de la natalidad durante algún tiempo y mientras se den determinadas circunstancias:
– El bebé debe tener menos de 6 meses.
– La madre debe seguir en amenorrea (sin regla).
– La lactancia materna debe ser a demanda y en exclusividad (sólo pecho, ni agua, ni infusiones), y el bebé no debe pasar más de 6 horas sin mamar por la noche, ni más de 4 horas sin hacerlo de día.
Se trata aquí del llamado método MELA, en el que los niveles altos de prolactina impiden un nuevo embarazo por ser esta hormona antagonista de las que hacen ovular a la mujer. Si se cumplen estas condiciones, todas sin excepción, la posibilidad de embarazo es cero durante las primeras doce semanas post-parto, y de entre el 1-2% durante el segundo trimestre de vida del bebé, según los estudios efectuados al respecto.
Pasados los primeros seis meses de vida del bebé, si la madre sigue sin regla, la seguridad contraceptiva del MELA desciende paulatinamente. Es importante que tengas en cuenta este dato si eliges cuidarte con este método anticonceptivo, y lo valores a la hora de considerar la chance de un nuevo embarazo.

Compartir.

Dejar una Respuesta